viernes, septiembre 10

"Tres elecciones que ratifican tendencias"


Con ese título el encuestador, da su parecer sobre las tendencias para la próxima elección.

Desde Comunas en Red nos preguntamos qué opinan nuestros lectores acerca de los criterios de medición propuestos y las conclusiones a las que llega.

Por Rosendo Fraga Especial para lanacion.com

Jueves 9 de setiembre de 2010 | 08:55 (actualizado a las 08:55)
En los últimos días, se eligieron intendentes y concejales en Santiago del Estero, lo mismo sucedió en la localidad cordobesa de Marcos Juárez y también fueron a las urnas los abogados de Buenos Aires para elegir su representante ante el Consejo de la Magistratura.
Se trata de comicios diferentes, pero que en los tres casos ratifican lo evidenciado en las elecciones legislativas del 28 de junio del año pasado.
En Santiago del Estero, el gobernador Zamora, un radical K, obtuvo un claro triunfo. Ganó en todas las comunas menos una y en la capital lo hizo con el 44% de los votos. Ello confirma el peso del alineamiento con el gobierno nacional en las provincias más chicas del interior profundo. En 2009, el kirchnerismo ganó también en Santiago, al igual que en Salta, Jujuy, Tucumán, La Rioja, Misiones, Chaco y Formosa. Catorce meses después, eso no ha cambiado. En estas provincias el voto cautivo del oficialismo local, sea del partido que sea, es muy alto y, si el Ejecutivo logra mantener el alineamiento de los gobernadores como sucede hasta ahora, volverá a ganar.
La elección realizada en Córdoba en el municipio de Marcos Juárez mostró una competencia entre seis listas. Se impuso con más del 40% de los votos la Unión Vecinal, una agrupación más bien de centroderecha, en alianza con el peronismo provincial. Las dos listas kirchneristas quedaron en quinto y sexto lugar, no llegando a reunir sumadas el 5% de los votos. Ello ratifica que el voto del campo sigue siendo hostil al oficialismo nacional, aunque la economía haya mejorado sustancialmente y la soja tenga hoy una cotización alta. El año pasado, el oficialismo perdió 15 puntos respecto a los obtenidos en la elección presidencial y ellos fueron los votos del campo, que ese tornaron fuertemente opositores tras el conflicto del primer semestre de 2008. Faltan catorce meses para la elección presidencial y es claro que el oficialismo no ha recuperado el voto del campo, que será clave en la próxima elección. Es que el mayor obstáculo que tiene el kirchnerismo para alcanzar el 40%, porcentaje, con el cual gana en primera vuelta si ninguna alternativa opositora llega al 30%, son los votos del campo. A su vez, aquella de las propuestas opositoras que logren captar estos votos, probablemente será la que polarizará la elección frente al oficialismo.
En la elección realizada entre los abogados, un frente antikirchnerista se impuso por dos a uno respecto a la lista que responde al oficialismo nacional, el que obtuvo sólo 3 cada 10 votos emitidos, presentándose en total 4 listas. Sobre 10.000 votantes, el abogado es un profesional predominantemente de clase media y en menor medida de clase media alta, de neto corte urbano.
Este resultado confirma que los sectores medios urbanos que fueron hostiles al kirchnerismo en 2005, 2007 y 2009 -en las tres elecciones perdido en Capital, Rosario, Mar del Plata y las capitales de Córdoba, Mendoza y otras provincias-, sigue siendo contrario al oficialismo nacional.
Sin cambios sustanciales. Es así como estas elecciones, sin bien son casos aislados confirman que, a catorce meses de las elecciones del año pasado y a catorce de las presindícales, por ahora nada ha cambiado sustancialmente en términos electorales, pese a la fuerte recuperación de la economía y cierta mejora en la imagen de la administración Kirchner.
Es que la correlación entre el voto por un lado y la economía y el consumo por otro, no solo es relativa, sino hasta contradictoria.
Al campo le va mejor que el año pasado, pero el conflicto de 2008 dejo una brecha con el Gobierno que no se ha cerrado y que además el oficialismo no hace nada por reducir. La Argentina está llegando al 30% de inflación que castiga a los sectores de menores recursos, pese a lo cual siguen siendo quienes mas votan al Gobierno. La clase media y media alta que integran los abogados está entre los más beneficiados por el auge del consumo. Pertenecen al segmento de quienes están comprando el medio millón de autos nuevos que se fabrican este año.
Es que el gran problema del Gobierno hoy es la política y no la economía. Si no, no puede explicarse que tras un trimestre con un crecimiento del 9%, solo un tercio tenga imagen positiva del Gobierno.

4 comentarios:

Juanjo dijo...

Ayer, en un bar de Recoleta, había tres tipos en una mesa: dos de ellos hablaban con nostalgia de los años de plomo. Es evidente, se viene otro golpe de Estado.

Anónimo dijo...

Mi tio pocho dice lo mismo, ¿y?

Juanjo dijo...

Anónimo: Estaba intentando ser irónico con la verdulería metodológica de Rosendo Fraga.

Comunas en Red dijo...

Los criterios de medición no parecen muy serios para ser sinceros. Lo de las elecciones entre los abogados es bastante flojo como representativo de algo.