lunes, octubre 25

¿Pescado podrido o fresquito, fresquito?

Acerca de la reunión Kirchner-Scioli se hicieron muchas conjeturas. Una de ellas, que no salió publicada pero que es una de las más resonantes en los oídos de ésta redacción, es que Scioli fue a decirle a Kirchner que no iba a competir con él por la candidatura presidencial, sino que iba a ir por fuera.
A partir de ahí, sucedieron algunas cosas que vale la pena mencionar:
- Scioli se reúne por separado con Marcelo Tinelli, Susana Giménez y Mirta Legrand para transmitirles su intención de ser candidato a presidente.
- Reutteman sale de su habitual ostracismo para declarar que si Daniel (Scioli) se anima a independizarse de los Kirchner, él se sumaría a su proyecto.
- Macri dijo que se bajaría de su propia aspiración presidencial, si Daniel (Scioli) fuera el candidato del peronismo.
- De Narváez dijo que las puertas del peronismo están abiertas para Scioli si éste se baja del kirchnerismo.
- Scioli, no sólo fue al Coloquio de Idea, sino que además compartió mesa con Duhalde.
A partir de estos gestos, y sin necesidad de tener muchas luces, es posible arriesgar una hipótesis: el peronismo disidente ve a Scioli como "el candidato".
Una de las características del PJ es la capacidad que ha demostrado para reconfigurarse a como de lugar con tal de mantener la sartén por el mango. Sobre todo, por el mango. De avanzar en ésta línea, el Frente para la victoria quedaría rengo, apoyándose en la muleta que le brinda la facción moyanista de la CGT. Si ésta especulación tiene sentido, veremos dentro de poco a varios intendentes del conurbano haciéndo pública su simpatía por Scioli.
También se hacen muchas conjeturas acerca del asesinato de Mariano Ferreyra. Tan confuso es todo que, como en la numerología, cualquier combinación cobra sentido. Lo cierto es que Moyano se despegó de Pedraza (recordemos que Pedraza pertenece a la CGT y Moyano es el secretario general), y Pedraza se cortó sólo, lo que es lo mismo decir que juega para otro o con otros.
Se habla de tercerización y está bien, pero la tercerización no apretó el gatillo, en todo caso la no existencia de tercerización habría servido para que no se destapara la olla.
Se habla de la necesidad de democratizar los espacios sindicales, y está bien, es contraproducente la existencia de monopolios en el ámbito que sea.
Y ésta segunda hipótesis se desprende de la anterior: el asesinato de Mariano Ferreyra va más allá de los mezquinos intereses de éstos sindicalistas millonarios, el disparo que terminó con la vida de éste militante de 23 años salió de la interna del PJ.


2 comentarios:

Todos Gronchos dijo...

Muy interesante la visión que planteás. Saludos!

sin dioses dijo...

La derecha peronista, y los curas que se dicen de izquierda combinan, como siempre, si pudieran matarían a todo aquel que se escapa 2 metros del crucifijo.