miércoles, noviembre 25

¿Será mucho pedir?


La semana pasada, luego de varios meses de llamarse a silencio, reapareció la Vicejefa de Gobierno porteño, Gabriella Michetti. Desde ya que su iniciativa no estuvo motivada por una convicción, sino más bien por una cuestión de necesidad. En los peores días de la gestión macrista, quien hasta no hace mucho era la estrella rutilante del PRO detrás de Mauricio, se había tornado en un fantasma.
En efecto, luego de su paupérrima actuación en las últimas elecciones legislativas, en las que su discurso hueco y de buenos modales no pudo detener la sangría de votos que sufrió el oficialismo porteño, la candidata posmoderna por antonomasia, para quien discusiones como izquierda o derecha, estatizar o privatizar, están “perimidas”, desapareció de la escena pública.
Quienes conocen las internas del PRO, sostienen que luego de los frustrantes resultados electorales, la encargada de darle un barniz de moderación y simpatía al hosco Jefe de Gobierno perdió definitivamente su prolongada disputa con el jefe de gabinete, Horacio Rodríguez Larreta.Y que por eso se guardó en cuarteles de invierno. Su intención era quedarse ahí por un buen rato.
De los ingenuos porteños que votaron a Macri y sus muchachos porque ella era parte del asunto, bien gracias. Parece que a la funcionaria que se mueve en silla de ruedas esas nimiedades la tienen sin cuidado. Allá ellos y sus espejitos de colores.
Michetti incluso tenía decidido continuar en su oscuro y cálido escondite apenas estalló el escándalo de las escuchas ilegales protagonizadas por el Fino Palacios y su banda. Sin embargo, dicho escándalo adquirió tales proporciones que a la vicejefa posmoderna no le quedó otra que salir a hablar.
Católica como es, por toda explicación “confesó” que el gobierno se había “equivocado” y había cometido un “error” al delegarle la jefatura de la Política Metropolitana a un personaje como el Fino.
Por eso, desde Comunas en Red estamos ansiosos por conocer la reacción de esta ferviente militante de la Iglesia Católica, de estrechos lazos con el Arzobispo Jorge Bergoglio, ante la decisión de Macri de no obstaculizar el matrimonio entre gente del mismo sexo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Lo único que le pedimos, humildemente, es que esta vez sus declaraciones sean un poquito más elaboradas y consistentes.
¿Será mucho pedir?

8 comentarios:

KAPUR dijo...

MACRI Y SUS ACOLITOS ME TIENEN SIN CUIDADO AHORA DIGO YO QUE VA A HACER EL CENTROIZQUIERDA PARA GANAR? O ME VAN A DECIR QUE ESE ENGENDRO DE LA CONSTIUYENTE SOCIAL SIRVE PARA ALGO? DEJAME DE JODER

Lucho dijo...

No te chivés Turco. Lo de la Constituyente lo vemos muy verde todavía. De todas formas, consideramos que en Ciudad el centroizquierda es una posibilidad de gobierno en un futuro no muy lejano.
De hecho, hace dos semanas se lanzó el espacio de Nuevo Encuentro en Capital.
Nos parece que se puede empezar a construir por ahí.
Y a Macri y sus acólitos como decís vos, me parece que mucho no le queda si siguen así.
Un saludo y gracias por comentar.

Javier dijo...

Con la llegada de Burzaco en diciembre a la cupula de la Policia Metropolitana, la figura de Michetti queda definitivamente enterrada hacia dentro del PRO. Ojala "la gente" que tanto se conmueve por su supuesta sensibilidad, racionalidad y todas las mentiras que le atribuyen a esta ladri, se de cuenta que esta mina es puro marketing

Valeria de Almagro dijo...

Yo voy a hacer un comentario sobre Gabiela Micchetti, y es que me parece muy mala compañera. Aunque suene a acusacion de escuela primaria. si yo fuera del PRO la detestaria, porque nunca pone su cara para defender a los demas, ella solo esta en las victorias y los dias de gloria. Me cae muy, muy mal esta mujer.

Garabato dijo...

Michetti es la expresión máxima del individualismo, característica principal del capitalismo, que es un sistema que parió el cristianismo.

Comunas en Red dijo...

Valeria: totalmente de acuerdo. Pero cómo no va a ser una mala compañera Michetti como decís vos, si es una tremenda gorila?
Garabato: por si todavía no lo hiciste, te recomendamos leer a León Rozichtner, quien le dedicó gran parte de su obra a la relación entre el Capitalismo y el Cristianismo.
Gracias por comentar.

Garabato dijo...

Rozitchner? Jaja. Llegó tarde, ya lo hizo Weber hace un siglo.

Comunas en Red dijo...

Lo que hizo Weber fue analizar cómo algunas características del cristianismo permitieron, supuestamente, el surgimiento del capitalismo, pero sobre todo centra su análisis en el protestantismo, que ve en quien hace una fortuna a un elegido por Dios. Así, se extirpa la culpa judeo cristiana que condenaba el lucro.
Por eso EEUU se convirtió en el país capitalista por antonomasia.
En alguna medida, Rozitcnher profundiza ese análisis pero se centra en el catolicismo más ortodoxo.
Saludos