lunes, enero 31

Regimen penal juvenil: otra propuesta para estigmatizar a los pibes


Como siempre sucede los jòvenes son los montruos de un sistema particularmente injusto con ellos y que, por otra parte, nunca  eligieron. No se pierdan esta interesante reflexión de un especialista en el tema.

Por Roberto Gargarella:

En estos días, como ocurre de tanto en tanto, y para no perder la costumbre, todos nos pusimos a hablar de la cuestión de los menores, el delito y la pena. La Presidenta, algunos de sus obsecuentes de turno, y también Carrió, dieron por obvia la necesidad de bajar la edad mínima, en cuanto a la responsabilidad penal de los menores.
Dos buenos especialistas, E.G.M. y A.G.D., acá y acá, pidieron "avanzar en un régimen penal" para los menores.
Zaffaroni, por su parte, sostuvo lo mismo, en nombre de "los pibes". En sus palabras: "Yo preferiría que no se los tutele”, como ocurre ahora, porque son los jueces, sin otra intervención, los que resuelven el destino del menor que cometió un delito. “Yo preferiría que me penen, que me apliquen un régimen penal. Eso les daría más garantías a los pibes."
La pregunta es: Cuáles son las mayores garantías que me promete el régimen penal, en un país donde el 65% de los presos (o sea, unas 40000 personas) están detenidos sin condena (75% en la provincia de Buenos Aires!); en un país en donde (en buena medida gracias a la bonanza kirchnerista), pasamos a tener el doble de presos en menos de diez años (teníamos 28000 en 1998!!!!)?????
Por supuesto, estamos todos en contra del régimen tutelar -los jueces decidiendo, sin controles, sobre la suerte y desgracia de los niños detenidos. Pero cómo puede ser que la única alternativa que veamos, frente a ese escenario, sea la catástrofe vejatoria del régimen penal???? En lugar de pensar límites y reglas más estrictas sobre los jueces, no, pensamos en el transpaso de los niños al régimen del infierno.
Lo digo una vez y no lo repito más: NO AL REGIMEN PENAL JUVENIL

Tomado del blog de Roberto Gargarella http://seminariogargarella.blogspot.com/

5 comentarios:

Otro Uruguay es Posible dijo...

Que podes opinar, el sistema capitalista cuando no puede darle a los jóvenes estudio, vivienda, salud, trabajo, los persigue, construye cárcel, y hacen que la población pida medidas represoras. La mala memoria de nuestros pueblos alzahimados.
Berthol Bretch hubiera dicho: 'vinieron por los jóvenes, pero yo no lo era; vinieron por mis hijos, ya era tarde'

Comunas en Red dijo...

Hola Mònica vos retiraste tu comentario? No lo podemos visualizar y era interesante y tambièn daba para debatir. vos sos profesora en el Belgrano? Saludos

monica@loquesomos.org dijo...

Hola. No he retirado el comentario. Qué pasó?
Si, soy docente del programa de contextos.
Mónica

Comunas en Red dijo...

Hola Mónica nos llegó por correo pero no quedó registrado tu comentario en el blog así que lo copiamos a continuación.
Comentario de Mónica:
"No es lo mismo Cristina que Carrió y la Presidenta no "dio por obvia la necesidad" de bajar la edad de imputabilidad. Transcribo sus palabras: "...Yo creo que ponernos a discutir realmente sobre si 14 ó 16 como si fuera esto una política de seguridad; ya tiene media sanción - por parte del Senado - la reducción a 14 años, que en definitiva lo que es un derecho penal juvenil diferente para darle un marco de protección también, pero también de adecuación a los tiempos que corren. Por eso digo que discutir esto, que si 14 ó 16 es desviar verdaderamente el problema. Esto lo va a resolver el Parlamento: será 14, será 16, de acuerdo con los votos, pero lo importante es que sepamos que esto de la edad no es una política de seguridad. Es en todo caso un instrumento, una adecuación de los tiempos porque también es cierto que los jóvenes de 18 años no son hoy los jóvenes que éramos nosotros a los 18 años; ni tampoco los de 14 ayer son los que son hoy con 14. Pero siempre digo que la verdadera política de seguridad pasa por la seguridad objetiva de tener, por ejemplo, buenas instituciones policiales, buenos jueces y también por estas políticas indirectas, como las que tenemos hoy con esta Universidad. (APLAUSOS).

Por eso no perdamos el tiempo en discusiones que se va a adecuar bien, inclusive con diferentes opiniones dentro de nuestro propio partido, que las hay, pero sinceramente si hemos hecho una reducción de 21 a 18 años para adquirir la mayoría de edad, hacer una reducción de 16 a 14 parece lógico y mantener la unidad de criterios, sin desgarrarse las vestiduras, pero también sabiendo y no engañando a nadie de que esto sea una solución, ni tampoco creyendo que podemos tener un régimen penal similar para jóvenes de 14, 15, 16 años que para los adultos. Esto tiene que ser en el marco de un derecho penal juvenil, como se ha dado la media sanción en el Senado, que permite también reeducar, resocializar, reincorporar e incluir" (en: http://www.casarosada.gov.ar/index.php?option=com_content&task=view&id=8022&Itemid=66)
Soy docente de "contextos de encierro" (eufemismo por institutos carcelarios de menores) y tampoco apruebo el regimen penal juvenil que "previene la inseguridad" penalizando a quienes ya el neoliberalismo condenó desde el 76 en adelante. Hay que recordar que la oposición-A tiene, desde el 28J, la mayoría necesaria para sancionar o evitar una ley... y en ese grupo están quienes creen que la única solución al problema de "la inseguridad" es penalizar la pobreza: De Narváez, Carrió, etc.
Cristina dejó en claro que el eje no es ese sino la inclusión, la educación, redistribucion de la riqueza. Saludos".

monica dijo...

Mi comentario de ayer decía más o menos (trataré de reconstruirlo):
El autor de la nota dice: "La Presidenta, algunos de sus obsecuentes de turno, y también Carrió, dieron por obvia la necesidad de bajar la edad mínima, en cuanto a la responsabilidad penal de los menores...". No estoy de acuerdo en poner en un mismo nivel a Cristina Fernández con Carrió. Pero, por otra parte, creo que hay que volver a leer las palabras de Cristina que (creo) no se han interpretado correctamente. Transcribo: "Yo miraba los diarios, cuando estaba recorriendo Turquía, Qatar, Kuwait con nuestros empresarios para generar más oportunidades de trabajo, para generar mayores exportaciones, discusiones acerca de la imputabilidad de los menores, que si 14, que si 16... Yo quiero decirles algo: hace un año el Parlamento argentino sancionó una reducción de la mayoría de edad. Hasta hace muy poco tiempo nuestros jóvenes solamente alcanzaban la mayoría de edad a los 21 años, hoy la alcanzan a los 18 años, lo que significa que están en condiciones, como cualquier ciudadano no solamente como estaban antes de poder votar o de manejar un auto, sino de realizar actos de administración, contratar, comerciar, viajar, etc., etc.
Yo creo que ponernos a discutir realmente sobre si 14 ó 16 como si fuera esto una política de seguridad; ya tiene media sanción - por parte del Senado - la reducción a 14 años, que en definitiva lo que es un derecho penal juvenil diferente para darle un marco de protección también, pero también de adecuación a los tiempos que corren. Por eso digo que discutir esto, que si 14 ó 16 es desviar verdaderamente el problema. Esto lo va a resolver el Parlamento: será 14, será 16, de acuerdo con los votos, pero lo importante es que sepamos que esto de la edad no es una política de seguridad. Es en todo caso un instrumento, una adecuación de los tiempos porque también es cierto que los jóvenes de 18 años no son hoy los jóvenes que éramos nosotros a los 18 años; ni tampoco los de 14 ayer son los que son hoy con 14. Pero siempre digo que la verdadera política de seguridad pasa por la seguridad objetiva de tener, por ejemplo, buenas instituciones policiales, buenos jueces y también por estas políticas indirectas, como las que tenemos hoy con esta Universidad. .."(está completo en: http://www.casarosada.gov.ar/index.php?option=com_content&task=view&id=8022&Itemid=66).
Cristina dijo que discutir eso de bajar la edad es cambiar el eje de la discusión y es, en todo caso, un recurso electoralista de algunos.
La oposición "a" tiene los votos suficientes como para sancionar o evitar que se sancione o se cajoneen leyes. Hay impresentables que desde la provincia salen a pedir que se baje la edad de imputabilidad y yo me pregunto cuán imputables son ellos. No es metiendo a los pibes en institutos como se soluciona el problema. Yo los quiero en las aulas, tengo sobradas muestras de la capacidad y de la calidad de lo que pueden hacer. Merecían otra vida. La merecen.
Las palabras de la Presidenta coinciden, en gran parte, con el post que hicieron Uds. hoy (El General y los pibes en conflicto con la ley penal) en que la política de "seguridad" no pasa por la edad sino por la inclusión, las oportunidades, etc. que llama "políticas indirectas".
La Asignación universal por hijo fue una medida trascendente, en ese sentido. Se que aún faltan muchas cosas más.
Saludos, Mónica