martes, enero 5

La esquizofrenia del PRO



Cuando todavía no se acalló la polémica en torno a la bochornosa designación del inefable Abel Parentini Posse al frente del Ministerio de Educación porteño y su ignominiosa y frenética renuncia, sin querer queriendo, otro funcionario del PRO dejó al desnudo la ideología que atraviesa al partido creado por Maurio Macri.
Se trata del ex embajador en Estados Unidos durante las relaciones carnales menemistas con ese país, Diego Guelar, quien hoy revista en las filas de Mauricio. Como quien no quiere la cosa, el susodicho publicó una nota en la que aboga por una “amplia amnistía” para los genocidas que están siendo juzgados por delitos de lesa humanidad (cosa curiosa esta de amnistiar sin que haya condena previa).
Rápidos de reflejos, los integrantes del PRO más conocidos como Gabriela Michetti, Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli, entre otros, se apuraron a firmar un comunicado en el que tomaron distancia de la postura de Guelar.
Ojo querido lector, no es que no compartan las expresiones vertidas por el hombre que gusta presumir de su cultura y se traslada acompañado de un bastón (Guelar), sino que, luego de haber comprobado el rechazo que declaraciones de este tipo despiertan en la sociedad porteña, los funcionarios porteños no quieren volver a pagar los platos rotos por la “incorrección política” de esta suerte de dandy de la política argentina.
Mientras tanto, fiel a su costumbre de renegar de su ideología, Macri pidió “tolerancia” ante las opiniones de Guelar arguyendo que eso hace a la vida “en democracia” y afirmó que está a favor de que se juzgue “todo el pasado”. (¿Eso incluirá las causas penales por contrabando contra su empresa familiar Sevel, o la estafa cometida por su querido padre Franco en el Correo Argentino entre tantas otras tropelías que cimentaron la fortuna de la familia Macri?).
Como si no fuera suficiente, agregó que no está de acuerdo con "discutir sobre fantasmas del pasado".
En definitiva, querido lector, las incómodas declaraciones de Guelar, como en su momento las de Posse, y los consecuentes y torpes intentos de Macri y sus acólitos por minimizarlos, no hacen sino dejar al desnudo la conducta esquizofrénica de la gestión PRO, que tiene una ideología bien definida pero de la cual reniega todo el tiempo.

2 comentarios:

Alejandra dijo...

La ideología nazi de macri y sus amigos y el desastre q están haciendo en la ciuda está claro pero del otro lado q pasa? q carajo esperan las fuerzas populares para juntarse de una vez? si seguimos así vamos a llegar a 2011 divididos de nuevo y la paralítica, santilli o quien quede como candidato del PRO se van a alzar con la vitoria de nuevo.

Lizzieacuarium dijo...

Tiene muchisima razon Alejandra,porque todos no nos ponemos de acuerdo para que se vaya el PRO
de una vez por todas a trabajar a otra parte no nos interesa sus politicas retrogradas como sus mentes,ni sus negocios sucios en beneficio de
ellos mismos,la ciudad parace un campo de batalla,mugre,baches mucha vulgaridad con esos cateles amarillos y negros horrendos que parecen taxis ,hasta los turistas critican y se quejan,no la ven como antes,como siempre..